Mapa web
Campus UNED

“Los sectores del turismo y de la agricultura deberán adaptarse a los efectos futuros del cambio climático y las instituciones deberán abordar el problema con un marco normativo al respecto”

13 de julio de 2018

El cambio climático es uno de los problemas más graves con los que se enfrenta el mundo actual, un tema que cada vez preocupa más a los expertos  y que los Cursos de Verano de la UNED ya comenzaron a tratar el año pasado, pero al que han querido dar continuidad en esta XXIX edición con el curso ‘El clima que viene y su impacto en el medio ambiente en España’, que se ha celebrado en la sede del Observatorio Activo Ávila 1131 de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno.

El pasado año, según ha explicado el director del curso, Víctor Fairén, se hizo una primera aproximación al tema del cambio climático, abordando el problema en origen y el tema de la comunicación que se hace sobre ello y, en esta segunda edición del curso, se han centrado en los impactos que produce y sus efectos de cara al futuro, abordando temas como su influencia en el sector turístico o en la agricultura y la ganadería.

En cuanto al primer tema que se ha tratado, Fairén ha apuntado que “no sé si el sector turístico está preocupado, supongo que sí, pero, desde luego, las autoridades sí lo están”, porque, ha asegurado, “el sector turístico supone un 11% del PIB y no sólo le afecta a él, sino también a todos los sectores que están a su alrededor provocando un gran impacto”.

En ese sentido, ha explicado, “es casi una certeza que en España la situación se va a agravar porque es uno de los países más sensibles al cambio climático por pertenecer a la cuenca mediterránea, una de las más vulnerables. En adelante, vamos a tener menos precipitaciones y mayor frecuencia de olas de calor, que serán difícilmente soportables por turistas, por ejemplo, del norte de Europa, que no están acostumbrados a esas temperaturas” y, por ello, ha advertido, “el sector deberá adaptarse y las instituciones deberán abordar el problema con un marco normativo al respecto”.

Otro problema del que han hablado y que afectará a sector turístico será la subida del nivel del mar, que supondrá, en palabras de Fairén, “problemas en las zonas de costa, no sólo a la propia costa, sino también a la llanura. Tendrá problemas de agua potable que deberán traer de otros lados, además de que las infraestructuras turísticas también se verán afectadas, debido, por ejemplo, a nuevos fenómenos como las grandes tormentas, que multiplicarán su efecto devastador, de modo que tendrán que adaptarse a ello”.

Las propias playas, ha señalado, “también van a verse afectadas, algo que ya hemos podido ver hace pocos meses en Cádiz o Málaga. Habrá que reconsiderar toda la línea de costa y las infraestructuras que allí existen”.

En cuanto a las olas de calor, ha apuntado, “no podemos pensar sólo en que nos aguantamos y ya está, no nos podemos olvidar de aquellas personas que sufren las olas de calor hasta el punto de que peligre su vida, gente mayor, niños, personas con problemas cardiacos, etc.”. Y en ese sentido, ha dicho, “tenemos que recordar la ola de calor de 2003, cuando murieron en Europa a causa de ella 70.000 personas, 3.000 personas en España, dato que hemos conocido a pesar de que se ocultaron esa información”.

Según los datos, ha asegurado, “la temperatura aumentará en cuatro grados a lo largo de este siglo, una subida muy importante” y ha comentado que “habrá que tener en cuenta que las infraestructuras de zonas hoteleras deberán tener encuentra esta eventualidad, con la cercanía de hospitales también, teniendo en cuenta la aparición de enfermedades que se propagan con el calor”. Otro tema, el de las enfermedades, del que ha advertido que “llegarán de la mano del transporte y de la inmigración desde África, enfermedades tropicales que deberemos tener en cuenta y tratar”. La inmigración, ha advertido, “también será un problema añadido, ya que la subida de las temperaturas en el continente africano, de la mano de su alta natalidad, provocará grandes movimientos migratorios hacia Europa”.

En cuanto al sector agrícola, ha apuntado, “lo fundamental es el agua y el gran problema será cómo podremos utilizar los cada vez más escasos recursos hídricos de los que vamos a disponer para que la rentabilidad sea la misma”.

Otros problemas en el campo, ha señalado, “están ligados al calentamiento, porque las estaciones se están distorsionando. La primavera en España, por ejemplo, es casi inexistente”. Y es que, ha puntualizado, “al haber más calentamiento, los acontecimientos relevantes en el mundo del cultivo se adelantan, floración, primeras hojas, germinación, etc. Y lo hacen hasta en treinta días con respecto a épocas anteriores, escasamente hace unos 15-20 años”. Por ello, advierte, “hay toda una labor de convencer a los agricultores de que adapten su calendario, adelantando la siega y las cosechas, por ejemplo”.

Finalmente, en torno también a este segundo, tema, ha concluido, “está todo lo referente a la protección del suelo ante fenómenos como el granizo o de fuertes precipitaciones, que no son nada buenas para los cultivos y el cambio del ciclo hídrico en cuanto a precipitaciones, porque se va a disminuir la cantidad total, pero aumentará la intensidad en forma de tormentas y a todo debe adaptarse el mundo agrícola”.

Hoy destacamos
Campus NoroesteConócenos
NOTIFICACIONES AL CORREO UNED DE LOS ESTUDIANTES Toda la COMUNICACIÓN DOCENTE Y ADMINISTRATIVA relacionada con sus estudios de Acceso, Grado, Master y Doctorado se envía a la dirección de correo del alumno de la UNED (xxxxxxxx@alumno.uned.es) Si usted no consulta con frecuencia este buzón, se recomienda que configure el correo para redirigir los mensajes a su cuenta personal habitual. Una vez autenticado en el portal de la UNED podrá acceder a la información relacionada con su cuenta en la página del estudiante
CIERRE DEL CENTRO Período de vacaciones del 1 al 31 de agosto 2018
C/ Canteros s/n 05005 Ávila - Ávila. tel.: 920206212 info@avila.uned.es