Mapa web
Campus UNED

Alfonso Guerra abre un Curso de Verano de la UNED donde se analizan los problemas actuales de la Constitución Española

July, 5th 2019

El Museo Adolfo Suárez y la Transición (MAST) de Cebreros acoge el Curso de Verano de la UNED ‘Constitución Española: problemas actuales’, que ha contado con la presencia del ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra para abrirlo y en el que ha analizado los acontecimientos históricos que dieron lugar a su nacimiento y la situación que se vive en torno a ella en la actualidad.

Alfonso Guerra quiso destacar en primer lugar el “marco incomparable” para pronunciar su conferencia sobre la Constitución, en la que, según explicó, “he intentado mostrar cómo la sociedad española se fue preparando para un momento que llamamos la Transición política. Tras la muerte del dictador, la sociedad española ya estaba dispuesta y va a hacer un ejercicio de presión hacia los políticos que se inauguran en 1977 tras la celebración de unas elecciones para que se pongan de acuerdo, para que, por una vez en la vida, en España se llegue a un acuerdo que permita la convivencia pacífica de todos sin establecer unas normas para media España contra la otra mitad.

En ese contexto, ha explicado, “todo el mundo sabe que la palabra más utilizada para definir la Transición es consenso, que tiene muchas definiciones, aunque lo que yo he tratado de mostrar es que la esencia del consenso es la nómina o el dictado de la renuncia que tienen que hacer todos los partidos políticos para poder entenderse, de modo que cada uno renuncie a una parte de su programa y se ponga en marcha una Constitución que pueda albergarlos a todos” y eso, recalcó, “es una cosa que ahora diciéndolo parece muy fácil, pero que fue muy difícil y fue una muestra que creo que sigue teniendo el apoyo de los españoles”.

Además, ha dicho Guerra, “he tratado de ver qué problemas intentaba resolver la Constitución, cuáles ha resuelto y cuáles quedan pendientes, porque las Constituciones no son eternas y pueden necesitar de modificaciones, pero partiendo de una base central y es que yo no creo en la reforma de la Constitución, sino que creo en reformas en la Constitución, que son dos conceptos bastante diferentes”.

Trasladando el tema al panorama actual, Alfonso Guerra ha señalado que “hoy estamos todos convencidos de que las circunstancias no son las mejores para realizar un cambio importante de la Constitución. Tampoco eran buenas en 1977, yo creo que eran incluso peores que las que hay ahora, lo que pasa es que la sociedad española generó entonces la necesidad del acuerdo, de tal manera que las mejores personalidades de todas las esferas de la sociedad acudieron a hacer política para llegar a este posible consenso. Hoy, las personalidades más importantes de la universidad, de la empresa, etc., no acuden a la política, hoy hay una cierta vuelta de espalda y eso se nota en el Congreso y en el Senado”.

Cuestionado por qué se podría cambiar en la Constitución, el político socialista destacó que “todas las constituciones europeas tienen lo que se conoce como cláusula de intangibilidad, donde se establece qué no se puede tocar dentro de esa Carta Magna, pero la española no la tiene, por lo que en ella se pueden modificar absolutamente todos sus puntos. Por ello, yo creo que una cláusula de intangibilidad sobre la unidad territorial de la nación hubiera estado muy bien y, si fuera posible introducirla, yo sería partidario”.

Por todo ello, ha señalado, “creo que necesitamos que los partidos políticos hagan un esfuerzo de intentar respetar las posiciones de los demás. Decía Fernández de los Ríos que la única revolución pendiente en España era la revolución del respeto y es que, creo que no se respeta lo suficiente. Hoy, se puede llegar a acuerdos con un partido u otro y, al cabo de unos meses, estar absolutamente en contra de aquel acuerdo que incluso se llegó a firmar. Eso es un poco raro y ahí habría que exigir una cierta coherencia, porque ceder no es traicionar, ceder es llegar a acuerdos y hoy creo que hay una cierta aversión a ponerse de acuerdo en algo porque parece que están traicionando sus propios principios y no es así. Eso se entendió muy bien en 1977 y dio lugar a una Constitución que, digámoslo, es la más duradera en democracia”. Por su parte, el alcalde de Cebreros, Pedro Muñoz, que hizo de maestro de ceremonias y acompañó en todo momento al ex vicepresidente del Gobierno, destacó y agradeció su presencia y apuntó sobre él que “no es sólo referencia política para aquellos que tenemos la ideología del partido socialista, sino para todos los españoles, un ejemplo de buen hacer en la política y, sobre todo, un modelo a seguir y alguien a quien todos tenemos que agradecer su determinante visión y función en un proceso tan determinante como fue la Transición”.

C/ Canteros s/n 05005 Ávila - Ávila. tel.: 920206212 info@avila.uned.es